Guía Sobre el Color de los Diamantes

Cuando la mayoría de los expertos de la industria examinan el color de un diamante, se refieren por lo general a la transparencia, o la falta de color del diamante. Los diamantes compuesto de 100% carbono puro sin impurezas son completamente incoloros. Sin embargo, casi todos los diamantes contienen cierto grado de impureza causada por persistentes rastros de nitrógeno, boro, hidrógeno u otros elementos. La mayoría de los diamantes se ven afectados exclusivamente por rastros de nitrógeno, que crean tintes marrones o amarillentos.

Al comprar un diamante, usted debe ser consciente de que los más valiosos diamante son los que tienen menor cantidad de color, diamantes incoloros. Sin embargo, es importante señalar que existe una clase de diamantes conocidos como diamantes de fantasía que son de hecho diamantes de color, incluyendo diamantes azules, diamantes rosa, e incluso diamantes amarillos, si de hecho  usted está buscando diamantes coloreados.

Ver diamantes

¿Qué Nivel de Color Debo Escoger?

Zoara le sugiere recorrer algunos escaparates de diamantes certificados, eche un vistazo a los ‎diamantes de todos los grados color, compare y contraste. La diferencia de aspecto entre diamantes ‎incoloros y diamantes casi incoloros puede no ser detectable, pero la diferencia de precio puede ser ‎considerable. Si usted encuentra que usted es sensible a los niveles bajos de color, entonces le ‎sugerimos escoger un diamante con el nivel de color que le satisfaga. Sin embargo, si usted tiene ‎dificultad para distinguir entre las distintas categorías de color, entonces es posible que desee ‎considerar un diamante casi incoloro.‎

Si usted está buscando comprar un diamante brillante redondo, usted tiene un poco más de ‎flexibilidad en la elección del nivel de color, debido a que el brillo del corte hace que sea más difícil ‎detectar el color. En esta instancia, cualquier color por encima del nivel I es por lo general adecuado, ‎y parecerá completamente incoloro a simple vista a menos que sea comparado con un diamante de ‎un nivel de color 3 veces más alto por lo menos, tales como diamantes de niveles de color F o E. Por ‎lo tanto, usted debería considerar los cientos o hasta miles de euros que usted puede ahorrar ‎escogiendo un diamante de un nivel de color más bajo. Usted puede, por ejemplo, utilizar la ‎diferencia ahorrada y comprar un diamante más grande, de mayor peso en quilates, o considerar un ‎diamante con un mejor corte, lo que le proporcionará una piedra más brillante y deslumbrante.‎

Existen también varios gemólogos y expertos en diamantes que aseguran que un diamante ‎completamente incoloro proporciona una refracción de la luz demasiado fuerte, y que por lo tanto es ‎incómodo para la vista. Estos expertos sugieren comprar un diamante que tenga una pequeña ‎cantidad de color, lo que suavizará el reflejo y hará más sencillo visualizar el espectro de color ‎completo otorgado por el diamante. Si su anillo es en oro amarillo, usted cuenta incluso con más ‎flexibilidad en el color. Debido a que el color del diamante es notado por lo general al compararlo ‎con un artículo de color blanco o incoloro, si este se encuentra sobre un fondo de oro amarillo habrá ‎mucho menos contraste, y el color será por lo tanto, menos notorio. En este caso, usted puede ‎comprar incluso un diamante con nivel de color J, y aun parecerá incoloro a simple vista para un ojo ‎no experto.‎

De todas formas, hay excepciones a la regla. Por ejemplo, diamantes con extremos en punta, ‎específicamente diamantes de forma marquise, radiante, trillón, pera y a veces hasta princesa, ‎tienden a focalizar el color en dichos extremos. En este caso, es mejor por lo general escoger un ‎nivel de color H o mayor. De todas maneras, si su anillo tiene una montura con grapas, por lo general ‎ellas ocultan estas concentraciones de color. Además, al buscar diamantes sueltos para un anillo de ‎tres piedras, es importante asegurarse que la diferencia entre los niveles de color de los tres ‎diamantes no sea mayor que 1 nivel.‎

Escala de Color

Al clasificar el color de un diamante la piedra es examinada boca abajo en condiciones de luz cuidadosamente controladas. El color del diamante es luego comparado con una "piedra maestra" que posee un color predeterminado.

El sistema de clasificación de color del Instituto Gemológico de América (GIA) es el estándar de la industria para la clasificación del color de los diamantes. La escala de color del GIA comienza en la letra D, que es el nivel más incoloro, y continúa a través de las letras del abecedario hasta la letra Z, para piedras que son amarillentas o de tono marrón. Antes que el GIA desarrollara su escala universal del color de diamantes varias escalas diferentes eran utilizadas por la comunidad internacional del diamante. La intención del GIA fue diferenciar completamente su nuevo sistema de los otros ya conocidos. Por esta razón escogieron una escala que va desde la D hasta la Z, letras que nunca antes habían sido utilizadas para la calificación de los diamantes.

Color de los Diamantes
  • D 100% Incoloro. El nivel de color más alto que un diamante puede recibir. Diamantes clasificados de color D son extremadamente raros y de muy elevado precio.

  •    
  • E,F Incoloro. Excepcionalmente transparente. Es extremadamente difícil encontrar rasgos de color en un diamante clasificado E o F. Estos diamantes son raros y de precio elevado.

  •    
  • G,H Casi Incoloro. A menos que estos diamantes sean comparados al lado de una piedra maestra de alto nivel de color, es prácticamente imposible visualizar color. Parece completamente incoloro al ser colocado boca arriba. Estos diamantes son aun raros, pero ligeramente menos costosos y son considerados de gran valor.

  •    
  • I,J Casi Incoloro. El color en estos diamantes es ligeramente visible. La leve cantidad de color es imperceptible a simple vista una vez que el diamante ha sido montado.

  •    
  • K-M Amarillo Débil. El color es apreciable, aunque algunos diamantes en este rango de color pueden aun ser fogosos y hermosos.

  •    
  • N-Z Amarillo Ligero o Muy Ligero. El color es apreciable. Estos diamantes no son aptos para ser vendidos como gemas preciosas.

¿Qué es la Fluorescencia?

Muchos diamantes, al ser colocados bajo luz ultravioleta, emiten una luz que ilumina de la misma manera que una camiseta blanca lo hace. Debido a que hay una pequeña cantidad de rayos UV en las horas del día, algunos diamantes también presentan fluorescencia en presencia de luz natural. En los más recientes Informes de Calificación de Diamantes de GIA, la fluorescencia de un diamante aparece como una de sus características evaluadas. La fluorescencia puede ser calificada como inerte, Débil, Media o Fuerte. Hasta hoy en día no existe todavía un consenso entre expertos de la industria en cuanto a la incidencia general de la fluorescencia en un diamante. Esto es debido a la fuerte fluorescencia en un diamante con un color de alto grado (D-H) puede causar que el diamante parezca nublado, mientras que la fuerte fluorescencia en un diamante con un bajo grado de color puede hacer que el diamante parezca más blanco. La mayoría de las veces,  la fluorescencia no tienen un impacto sobre la apariencia de los diamantes en condiciones normales de iluminación.