Guía de Características Avanzadas

Además de las famosas 4 C, existen un puñado de características adicionales que afectan a la calidad y el aspecto de un diamante, y estas deben ser tomadas en cuenta al comprar joyas de diamantes. Con el fin que usted realice una buena compra, hemos reunido alguna información complementaria sobre algunas de las más importantes características avanzadas de los diamantes, las cuales tienen un efecto sobre su proceso de calificación de GIA. Estas características incluyen profundidad, pulido, tabla, simetría, y fluorescencia del diamante.

Porcentaje de Profundidad del Diamante

La profundidad de un diamante se refiere a la medición desde la tabla hasta la culata. Otro importante término relacionado es el Porcentaje de Profundidad del Diamante. Este se calcula dividiendo la profundidad de la piedra con su diámetro, en su punto más ancho. El porcentaje de profundidad de un diamante afecta su apariencia de varias maneras. En primer lugar, influye en la brillantez de la piedra. Si el porcentaje de profundidad del diamante es bajo, la luz no se refleja hacia afuera, tal como se reflejaría en un diamante de mayor porcentaje de profundidad, y tendrá menos brillo. El porcentaje de profundidad ideal para un diamante es entre 58 % - 60 %. Por supuesto, esta es sólo una de las tantas características que afectan a la brillantez de los diamantes. Además, si el tamaño le es importante, tenga en cuenta que un diamante profundo puede parecer más grande que un diamante del mismo peso en quilates, que no sea tan profundo.

Pulido del Diamante

Si bien el pulido de un diamante no afecta a su valor, sí afecta, y en gran medida, sobre su apariencia. El pulido determina qué tan bien pasará la luz por entre la piedra, y por lo tanto tiene una influencia directa sobre su brillo. Los mejores niveles de pulido de un diamante son conocidos cono Bueno, Muy Bueno y Excelente. Diamantes con niveles de pulido calificados como Pobre o Extremadamente Pobre poseen líneas de pulido que oscurecen las facetas del diamante, y por lo tanto la luz dentro de él disminuye también. Asegúrese que su diamante haya sido adecuadamente pulido antes de realizar su compra. La diferencia que un minucioso pulido puede hacer sobre el brillo de un diamante es asombrosa.

Porcentaje de Tabla del Diamante

La tabla de un diamante es la faceta plana en la parte superior de la piedra. El porcentaje de tabla se refiere a la relación entre ancho de la tabla y el diámetro total del diamante, y tiene un efecto significativo sobre la brillantez y el fuego del diamante. En los populares diamantes de corte redondo, el tamaño de tabla ideal es del 53% del ancho total del diamante. Los diamantes alargados suelen acarrear un precio inferior al de piedras con un mayor tamaño de tabla que poseen el mismo peso en quilates, debido a que sus pequeñas tablas reducen su brillo considerablemente, ya que es un crucial reflector de la luz. Otros cortes de diamantes tienen diferentes tamaños de tabla ideal. Los cortes esmeralda, radiante, y princesa deben tener una tabla que oscilará entre 75 % - 80% del ancho total de la piedra. En otros cortes, el tamaño de la tabla debe estar comprendido entre 53 % -58 % para máximo brillo y fuego.

Simetría del Diamante

La simetría de un diamante afecta sobre la brillantez y el valor de la piedra. Los niveles de simetría del GIA desde Extremadamente Pobres hasta Excelentes. Idealmente, al comprar un diamante, usted debe asegurarse de que su tasa de simetría se ubique entre Buena y Excelente. Estos niveles deben estar verificados por un certificado del GIA, ya que son muy difíciles de determinar a simple vista. La simetría de una piedra se clasifica en función de la cantidad y la forma de sus facetas, la forma de su cinturón y el posicionamiento de su tabla y culata. Cuando el nivel de claridad de un diamante es insuficiente, su simetría o falta de ella es mucho menos apreciable y, por tanto, ejerce menos influencia sobre el valor del diamante. La simetría de una piedra muy clara es más visible y, por consiguiente, desempeña un papel más importante en la determinación de su valor.

Fluorescencia del Diamante

La fluorescencia de un diamante es un tipo de iluminación que la piedra exhibe al ser expuesta a la radiación ultravioleta. Un cierto grado de fluorescencia es muy común en los diamantes, y una fluorescencia por debajo del nivel medio no afecta a la apariencia o al valor de la piedra. Los niveles bajos de fluorescencia son imposibles de detectar a simple vista bajo iluminación ordinaria, pueden ser vistos con la ayuda de una lámpara ultravioleta, bajo la cual una piedra fluorescente emitirá un brillo azulado. Si el nivel de fluorescencia de la piedra es calificado como Muy Fuerte o Extremo, puede parecer turbia. Curiosamente, sin embargo, una fuerte fluorescencia puede mejorar la apariencia de los diamantes que tengan una tasa
de color H o inferior.